Translate

Buscar en este blog

viernes, 3 de abril de 2020

Orden SND/319/2020, de 1 de abril, por la que se modifica la Orden SND/ 232/2020, de 15 de marzo, por la que se adoptan medidas en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Orden SND/319/2020, de 1 de abril, por la que se modifica la Orden SND/232/2020, de 15 de marzo, por la que se adoptan medidas en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Se modifica el apartado segundo que queda redactado en los siguientes términos: 

Medidas relativas a los profesionales sanitarios en formación. 


1. Se posponen las evaluaciones anuales y la evaluación final de todos los residentes a las que se refiere el Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada, cualquiera que sea la especialidad en la que estén realizando la formación sanitaria especializada y cualquiera que sea el año que estén cursando. El Ministerio de Sanidad, en coordinación con las autoridades sanitarias competentes de las comunidades autónomas, establecerá el inicio de plazos para realizar las evaluaciones y la fecha final de residencia o de año formativo. 

2. El tiempo transcurrido entre la fecha en la que debería haberse realizado la evaluación final y la fecha en la que esta evaluación final efectivamente se lleve a cabo, computará a efectos de antigüedad, en el supuesto de que dicha evaluación final fuera favorable. 


3. Los contratos de relación laboral especial que todos los residentes tienen suscritos, cualquiera que sea la especialidad en la que estén realizando la formación sanitaria especializada y cualquiera que sea el año que estén cursando, se prorrogarán automáticamente.


4. Conforme a lo dispuesto en el artículo 39.3 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Estatuto de los Trabajadores las comunidades autónomas garantizarán que los residentes, cuyos contratos se prorrogan, perciban las retribuciones que les correspondan atendiendo a las funciones que efectivamente realicen, siempre que conlleven un mayor grado de autonomía y menor nivel de supervisión que el que les correspondiera antes de la prórroga de contrato. 


5. La autoridad sanitaria competente de la comunidad autónoma podrá determinar que los residentes de cualquier año de formación y de cualquier especialidad, presten servicios en Unidades con especial necesidad. Las Unidades podrán estar en su mismo centro, en centro diferente de la misma comunidad autónoma o de distinta comunidad autónoma. En estos casos, quedarán suspendidas las rotaciones en curso o programadas de los residentes, para que estos puedan prestar servicios en dichas Unidades y se procederá a adaptar los itinerarios formativos, con el fin de que los residentes adquieran las competencias en control de las enfermedades y las situaciones de emergencia. 


6. Los residentes que se encuentren en otra comunidad autónoma realizando una rotación externa, podrán permanecer en el centro sanitario en el que se encuentren, salvo que este determine la finalización de la rotación. Si el centro sanitario acuerda la suspensión de la rotación externa, el residente deberá comunicarlo a su Unidad docente antes de incorporarse a la misma, a efecto del cumplimiento de los protocolos de prevención y control de la infección por COVID-19.


7. Se podrá autorizar la prolongación de la estancia más allá de los meses permitidos dentro de cada periodo de evaluación anual, permaneciendo en la misma Unidad, o autorizando una nueva rotación que tenga como objetivo la adquisición de competencias en control de las enfermedades y las situaciones de emergencia, independientemente del año de residencia y de la especialidad. Excepcionalmente, los residentes podrán trasladarse a Unidades no acreditadas para la docencia. Los responsables de formación sanitaria especializada designarán colaboradores docentes, con carácter temporal, en dichas Unidades, atendiendo a criterios de experiencia, competencia y demostrada buena práctica profesional, para que puedan tutorizar a los residentes durante el tiempo de prestación de servicios. De la misma manera podrán designarse colaboradores docentes, con carácter temporal, en Unidades cuyos tutores acreditados puedan no tener plena disponibilidad para desarrollar su labor docente. 


8. El Ministerio de Sanidad gestionará las solicitudes de las comunidades autónomas o de los centros de la Administración General del Estado que, no contando con residentes en formación, precisen de los servicios de estos profesionales. A estos efectos, el Ministerio de Sanidad contactará con aquellas comunidades autónomas a las que, en atención a su situación particular, les pueda ser solicitado el traslado de residentes a otra comunidad autónoma con mayores necesidades asistenciales
.

Se añade un nuevo apartado 3 al apartado tercero, que queda redactado en los siguientes términos:


Se autoriza, con carácter excepcional y transitorio, la contratación de aquellos profesionales sanitarios incluidos en el ámbito de aplicación del Real Decreto 459/2010, de 16 de abril, que cuenten con título de Especialista obtenido en Estados no miembros de la Unión Europea siempre que hayan adquirido una formación cualitativa y cuantitativamente equivalente a la que otorga el correspondiente título español de Especialista y se encuentren en la fase de evaluación prevista en el artículo 8.d) del citado real decreto


El contrato que se suscriba será de un máximo de tres meses prorrogables por sucesivos períodos de tres meses. Con el fin de que puedan valorar su disponibilidad para ser contratados, el Ministerio de Sanidad facilitará a las comunidades autónomas los datos de contacto de estos profesionales, que constan en sus registros, teniendo en cuenta lo dispuesto en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales


Se añade un nuevo apartado sexto ter que queda redactado en los siguientes términos: 


Contratación de titulados en Formación Profesional. 


Las personas que han finalizado sus estudios de Formación Profesional de Técnico en Cuidados Auxiliares de Enfermería, pero a las que todavía no se ha expedido el correspondiente título, podrán ser contratadas por las comunidades autónomas aportando certificado expedido por las autoridades competentes que acredite la finalización de sus estudios


Ver texto completo de la disposición



También te puede interesar:


Orden SND/232/2020, de 15 de marzo, por la que se adoptan medidas en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.



Tipos de autorizaciones de residencia, trabajo o estancia en España para ciudadanos extranjeros









miércoles, 1 de abril de 2020

Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.


Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19.


Beneficiarios del subsidio extraordinario por falta de actividad para las personas integradas en el Sistema Especial de Empleados de Hogar del Régimen General de la Seguridad Social.


1. Tendrán derecho al subsidio extraordinario por falta de actividad las personas que, estando de alta en el Sistema Especial de Empleados del Hogar del Régimen General de la Seguridad Social antes la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:


– Hayan dejado de prestar servicios, total o parcialmente, con carácter temporal, a fin de reducir el riesgo de contagio, por causas ajenas a su voluntad, en uno o varios domicilios y con motivo de la crisis sanitaria del COVID-19.


– Se haya extinguido su contrato de trabajo por la causa de despido recogida en el artículo 49.1.k del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores o por el desistimiento del empleador o empleadora, en los términos previstos en el artículo 11.3 del Real Decreto 1620/2011, de 14 de noviembre, por el que se regula la relación laboral de carácter especial del servicio del hogar familiar, con motivo de la crisis sanitaria del COVID-19.


2. La acreditación del hecho causante deberá efectuarse por medio de una declaración responsable, firmada por la persona empleadora o personas empleadoras, respecto de las cuales se haya producido la disminución total o parcial de servicios. En el supuesto de extinción del contrato de trabajo, este podrá acreditarse por medio de carta de despido, comunicación del desistimiento de la empleadora o empleador, o documentación acreditativa de la baja en el Sistema Especial de Empleados del Hogar del Régimen General de la Seguridad Social.


La cuantía del subsidio extraordinario por falta de actividad será el resultado de aplicar a la base reguladora correspondiente a la actividad que se hubiera dejado de desempeñar el porcentaje determinado en este apartado.


2. La base reguladora diaria de la prestación estará constituida por la base de cotización del empleado de hogar correspondiente al mes anterior al hecho causante, dividida entre 30.
Si fueran varios los trabajos desempeñados en este sistema especial, se calculará la base reguladora correspondiente a cada uno de los distintos trabajos que hubieran dejado de realizarse.


3. La cuantía del subsidio será el resultado de aplicar un porcentaje del setenta por ciento a la base reguladora referida, y no podrá ser superior al Salario Mínimo Interprofesional, excluida la parte proporcional de las pagas extraordinarias. En el caso de pérdida parcial de la actividad, la cuantía del subsidio indicada se percibirá en proporción directa al porcentaje de reducción de jornada que haya experimentado la persona trabajadora.


Cuando fueran varios los trabajos desempeñados, la cuantía total del subsidio será la suma de las cantidades obtenidas aplicando a las distintas bases reguladoras correspondientes a cada uno de los distintos trabajos el porcentaje del setenta por ciento, teniendo dicha cuantía total el mismo límite previsto en el apartado anterior. En el caso de pérdida parcial de la actividad, en todos o alguno de los trabajos desempeñados, se aplicará a cada una de las cantidades obtenidas el porcentaje de reducción de jornada que haya experimentado la persona trabajadora en la actividad correspondiente; si la cuantía total del subsidio, previamente a la aplicación de dichos porcentajes, alcanzara el importe del Salario Mínimo Interprofesional, excluida la parte proporcional de las pagas extraordinarias, se prorrateará dicho importe entre todos los trabajos desempeñados atendiendo a la cuantía de las bases de cotización durante el mes anterior al hecho causante de cada uno de ellos, aplicándose a las cantidades así obtenidas el porcentaje de reducción de jornada que haya experimentado la persona trabajadora en la actividad correspondiente.


4. Este subsidio extraordinario por falta de actividad se percibirá por periodos mensuales, desde la fecha del nacimiento del derecho. A estos efectos, se entenderá por fecha efectiva de nacimiento del derecho aquella identificada en la declaración responsable referida en el apartado anterior cuando el hecho causante consista en la reducción de la actividad, o la fecha de baja en la Seguridad Social, en el caso del fin de la relación laboral.

Compatibilidades e incompatibilidades del subsidio extraordinario.


1. El subsidio extraordinario por falta de actividad será compatible con las percepciones derivadas de las actividades por cuenta propia o por cuenta ajena que se estuvieran desarrollando en el momento de su devengo, incluyendo las que determinan el alta en el Sistema Especial de la Seguridad Social de los Empleados de Hogar del Régimen General de la Seguridad Social, siempre que la suma de los ingresos derivados del subsidio y el resto de actividades no sea superior al Salario Mínimo Interprofesional.


2. El subsidio extraordinario por falta de actividad será incompatible con el subsidio por incapacidad temporal y con el permiso retribuido recuperable regulado en el Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, por el que se regula un permiso para las personas trabajadoras por cuenta ajena que no presten servicios esenciales, con el fin de reducir la movilidad de la población en el contexto de la lucha contra el COVID-19.


Subsidio de desempleo excepcional por fin de contrato temporal.


1. Serán beneficiarias del subsidio de desempleo excepcional por fin de contrato temporal las personas trabajadoras que se les hubiera extinguido un contrato de duración determinada de, al menos, dos meses de duración, con posterioridad a la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, y no contaran con la cotización necesaria para acceder a otra prestación o subsidio si carecieran de rentas en los términos establecidos en el artículo 275 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, aprobado por el Real Decreto Legislativo 8/2015, de 30 de octubre.


Este subsidio será reconocido a las personas afectadas, en los términos referidos en el párrafo anterior, por la extinción de un contrato de duración determinada, incluidos los contratos de interinidad, formativos y de relevo, y que cumplan el resto de requisitos previstos en este artículo.


2. El subsidio de desempleo excepcional será incompatible con la percepción de cualquier renta mínima, renta de inclusión, salario social o ayudas análogas concedidas por cualquier Administración Pública.


3. El subsidio excepcional consistirá en una ayuda mensual del 80 por ciento del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual vigente.


4. La duración de este subsidio excepcional será de un mes, ampliable si así se determina por Real Decreto-ley.

 

Medidas de apoyo a los autónomos


Moratoria de las cotizaciones sociales a la Seguridad Social.


1. Se habilita a la Tesorería General de la Seguridad Social a otorgar moratorias de seis meses, sin interés, a las empresas y los trabajadores por cuenta propia incluidos en cualquier régimen de la Seguridad Social, que lo soliciten y cumplan los requisitos y condiciones que se establecerán mediante Orden del Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones previo acuerdo de la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos. La moratoria en los casos que sea concedida afectará al pago de sus cotizaciones a la Seguridad Social y por conceptos de recaudación conjunta, cuyo período de devengo, en el caso de las empresas esté comprendido entre los meses de abril y junio de 2020 y, en el caso de los trabajadores por cuenta propia entre mayo y julio de 2020, siempre que las actividades que realicen no se hayan suspendido con ocasión del estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.


2. Las solicitudes de moratoria deberán presentarse, en el caso de empresas, a través del Sistema de remisión electrónica de datos en el ámbito de la Seguridad Social (Sistema RED) regulado en la Orden ESS/484/2013, y en el caso de los trabajadores por cuenta propia a través del citado Sistema RED o por los medios electrónicos disponibles en la sede electrónica de la Secretaría de Estado de la Seguridad Social (SEDESS). 

 

 

También te puede interesar:

 

Información sobre la relación laboral de servicio doméstico






 



RESPUESTA A PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA SITUACIÓN DEL SISTEMA DE PROTECCIÓN INTERNACIONAL DURANTE EL PERIODO DE ESTADO DE ALARMA

RESPUESTA A PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE LA SITUACIÓN DEL SISTEMA DE PROTECCIÓN INTERNACIONAL DURANTE EL PERIODO DE ESTADO DE ALARMA


26 de marzo de 2020


1.- ¿Qué debo hacer si deseo solicitar protección internacional en este momento?


Al tratarse de un trámite necesariamente presencial, no es posible realizar esta petición en los lugares habituales, dada la situación de emergencia sanitaria. No obstante, en cuanto se recupere la normalidad, será posible realizar todas las que sean precisas.


Asimismo, se señala que el principio de no devolución será garantizado para aquellos que deseen solicitar protección internacional en territorio nacional durante esta situación (ver respuestas a pregunta 2 y 5).

2.- ¿Qué sucede si tengo una cita para formalizar mi solicitud (entrevista con Policía Nacional) o para renovar mi documentación durante el periodo de estado de alarma?


Cuando se recupere la normalidad, se reasignarán las citas que no han podido hacerse efectivas durante estas semanas, una vez que se valore y decida la mejor manera de realizar esta reorganización. Se publicará información al respecto en la página www.https://www.policia.es/documentacion/documentacion.html


Se recuerda, asimismo, que la validez de la documentación acreditativa de haber manifestado la voluntad de solicitar protección internacional, el “resguardo de presentación de solicitud de protección internacional” (resguardo blanco) y de ostentar la condición de solicitante de protección internacional (tarjeta roja) queda prorrogada en tanto se prolongue esta situación de emergencia sanitaria, siempre que la documentación caduque durante este periodo o que, habiendo caducado con anterioridad, se dispusiese de cita para renovarla también durante este periodo de estado de alarma.



3.- ¿Qué tengo que hacer si tengo una cita para hacer una segunda entrevista en la Subdirección General de Protección Internacional/Oficina de Asilo y Refugio durante este periodo excepcional?


Cuando se retome la actividad normal, desde la Subdirección General de Protección Internacional/Oficina de Asilo y Refugio se pondrán en contacto con todas las personas solicitantes cuya cita haya sido cancelada para reasignarla.
 Por lo tanto, no es preciso realizar ningún trámite al respecto.



4.- ¿Qué sucede con mi procedimiento de solicitud de protección internacional o de solicitud de reconocimiento del estatuto de apátrida que se encuentra en tramitación en la Subdirección General de Protección Internacional/Oficina de Asilo y Refugio?


La Subdirección General de Protección Internacional/Oficina de Asilo y Refugio continúa trabajando de manera no presencial, con limitaciones. No es necesario realizar ningún trámite adicional.

Si es preciso presentar algún tipo de documentación o alegaciones a un expediente concreto, se ruega que se realice únicamente a través del registro electrónico.

Si se desea consultar alguna cuestión puntual, se puede contactar a través de las direcciones genéricas habituales, así como, en último caso, a través de oar@interior.es; es importante subrayar que en esta dirección no se pueden responder dudas sobre cita previa para trámites que realiza Policía Nacional, tales como formalización de la solicitud o renovación de documentación.

5.- Si no puedo registrar la manifestación de voluntad de solicitar protección internacional, ¿cómo accedo a los recursos de acogida?

Las personas que deseen solicitar su acceso a los recursos de acogida, al no ser posible realizar la manifestación de voluntad de protección internacional en este momento, deberán dirigirse directamente a las entidades de primera acogida de cada provincia, donde deberán firmar una declaración responsable de la intención de continuar con el
procedimiento de solicitud cuando se reanude la actividad ordinaria.



Información obtenida de la página Web del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones

 

 También te puede interesar:

 

 Información general sobre Asilo y Refugio en España: direcciones útiles










martes, 31 de marzo de 2020

Directrices sobre la aplicación de la restricción temporal de los viajes no esenciales a la UE, sobre la facilitación del régimen de tránsito para la repatriación de los ciudadanos de la UE y sobre sus efectos en la política de visados

Directrices sobre la aplicación de la restricción temporal de los viajes no esenciales a la UE, sobre la facilitación del régimen de tránsito para la repatriación de los ciudadanos de la UE y sobre sus efectos en la política de visados




Las Directrices ofrecen asesoramiento e instrucciones prácticas para aplicar las medidas adoptadas por los Estados miembros (6) y los Estados asociados de Schengen a raíz de la Comunicación.
En particular, ofrece directrices sobre lo siguiente:

la introducción de una restricción temporal de los viajes aplicable a todos los viajes no esenciales desde terceros países al espacio UE+;
la facilitación del régimen de tránsito para la repatriación de los ciudadanos de la UE y sus familiares bloqueados en terceros países;
los servicios mínimos en los consulados para tramitar las solicitudes de visado, y
el tratamiento de los casos de rebasamiento de estancia ocasionado por las restricciones de viaje, también para los nacionales de terceros países exentos de la obligación de visado.




Cada Estado miembro deberá indicar las referencias a su legislación nacional relativa a la denegación de entrada remitiendo al artículo 6, apartado 1, y al artículo 2, apartado 21, del Código de fronteras Schengen.


En el caso de los nacionales de terceros países que viajen con un visado Schengen válido (artículo 6 del Código de fronteras Schengen) a quienes se haya denegado la entrada por motivos relacionados exclusivamente con las restricciones de los viajes por motivos de peligro para la salud pública (medidas nacionales de reconocimiento de una situación de emergencia de salud pública), deberán adoptarse las medidas siguientes:




La interpretación de los «síntomas pertinentes» es muy importante, ya que en el caso de la COVID-19 el paciente puede presentar una serie de síntomas respiratorios leves al principio de la enfermedad. En el caso de los nacionales «especialmente expuestos al riesgo de infección», deberá seguirse la clasificación de los «contactos de alto riesgo» del informe técnico del ECDC.





Deberá cumplimentarse el formulario estándar de denegación de entrada en la frontera (anexo V, parte B, Código de fronteras Schengen), indicando el motivo de la denegación «I» (se considera un peligro para la salud pública). Deberá indicarse claramente la referencia a la disposición nacional adoptada para garantizar la acción coordinada y que determine el ámbito de aplicación de la restricción temporal de los viajes no esenciales.





El guardia de fronteras especificará el motivo de la denegación en la sección «Observaciones».





El guardia de fronteras que efectúe los controles fronterizos estampará un sello de entrada en el pasaporte, tachado con una cruz indeleble en tinta negra, y escribirá en el lado derecho, también con tinta indeleble, la letra «I». Un visado válido no deberá marcarse con el sello «REVOCADO» o «ANULADO» únicamente sobre la base de una denegación de entrada por el motivo «I».





Para llevar un mejor registro de las denegaciones relacionadas con la restricción de los viajes por constituir un peligro para la salud pública, estas deberán registrarse en los sistemas nacionales de «inspección fronteriza», siempre que exista la posibilidad de introducir alguna información adicional sobre el registro del pasajero inspeccionado.





Deberá entregarse al viajero un folleto informativo sobre la COVID-19: Infografía o folleto del ECDC.





En el caso de los viajeros sanos, no será necesaria una notificación sanitaria adicional a las autoridades del tercer país vecino al que el viajero sea retornado desde un paso fronterizo terrestre exterior de la UE (carretera o ferrocarril) o un paso fronterizo marítimo exterior de la UE (por ejemplo, puertos designados para los enlaces regulares de transbordador u otros puertos para buques de crucero, o marineros o buques de pesca).


Servicios mínimos en los consulados para tramitar las solicitudes de visado


Los Estados miembros de la UE y los Estados asociados de Schengen aplican actualmente restricciones de los viajes en sus fronteras exteriores. En el contexto de las medidas para contener la propagación de la COVID-19, la mayoría de los países Schengen ha suspendido la tramitación de las solicitudes de visado para estancias de corta duración para los viajes no esenciales. No obstante, se invita a las autoridades consulares de los países Schengen a seguir las directrices sobre «servicios mínimos» para la tramitación de las solicitudes de visado de determinadas categorías de solicitantes de visado durante el período de emergencia por la COVID-19. Deberán aplicarse las normas generales sobre el examen de las solicitudes de visado. Las presentes Directrices también serán de aplicación si existe un acuerdo de representación oficial.

Si no existe un acuerdo oficial, se aplicará la representación ad hoc para la tramitación de las solicitudes de visado en casos individuales y en circunstancias extraordinarias, por ejemplo, para el personal que asista a cumbres militares o de seguridad, por motivos de urgencia médica, etc. Los Estados miembros que tramiten estos casos deberán consultar al Estado miembro de destino antes de expedir el visado.

Deberá recordarse sistemáticamente a los titulares de visados que habrán de justificar su viaje y presentar los justificantes en el paso fronterizo. También se les deberá informar adecuadamente de que necesitarán someterse a un control sanitario, así como de las consecuencias de su llegada a la UE (es decir, posibilidad de ser sometidos a aislamiento).

En la Comunicación se enumera una serie de categorías de viajeros exentos de la restricción temporal de los viajes o a quienes no debe aplicarse esta restricción. Los viajeros de algunas de estas categorías podrán ser nacionales de terceros países sujetos a la obligación de visado para estancias de corta duración.

Por lo tanto, pese al cierre parcial temporal de las secciones de visados, los consulados de los Estados miembros (y, en su caso, los proveedores externos de servicios que recojan solicitudes) deberán permanecer abiertos y aceptar y tramitar las solicitudes de visado presentadas por los viajeros de las categorías siguientes:

familiares de ciudadanos de la UE contemplados en la Directiva 2004/38/CE;
profesionales de la salud, investigadores sanitarios y profesionales de ayuda a los ancianos;
trabajadores fronterizos;
personal de transporte;
diplomáticos, personal de organizaciones internacionales, militares y trabajadores humanitarios en el ejercicio de sus funciones;
pasajeros que necesiten transitar por las zonas internacionales de tránsito de los aeropuertos que conectan vuelos fuera del espacio Schengen;
pasajeros que viajen por motivos familiares imperativos.

Deberán aplicarse las normas generales sobre el examen de las solicitudes de visado para estancias de corta duración y de visado de tránsito aeroportuario (Código de visados).

Validez del visado expedido: se recomienda que los visados para entradas múltiples y los visados para tránsitos aeroportuarios múltiples se expidan por defecto con una validez mínima de seis meses y una duración autorizada de estancia de noventa días (excepto los visados de tránsito aeroportuario).

Información a la población: Los Estados miembros deberán informar inmediatamente a la población en los lugares correspondientes sobre la práctica que se seguirá. Deberá favorecerse que todos los Estados miembros den la misma información.

Información al país de acogida: las presentes Directrices se comunicarán a los corresponsales de la Cooperación local Schengen en las Delegaciones de la UE, y se recomienda que esta información también se comunique a las autoridades nacionales de los países de acogida.


Tratamiento de los casos de rebasamiento de estancia ocasionado por las restricciones de viaje, también para los nacionales de terceros países exentos de la obligación de visado

Las autoridades designadas de los Estados miembros podrán ampliar la estancia de los titulares de visados presentes en el espacio Schengen que no puedan salir de este tras la expiración de su visado de estancia de corta duración hasta una estancia máxima de 90 días dentro de cualquier período de 180 días (17). Si los titulares de visados se ven obligados a permanecer más allá del período ampliado de 90 días dentro de cualquier período de 180 días, las autoridades nacionales competentes deberán expedirles un visado nacional para estancias de larga duración o un permiso de residencia temporal.

Si los nacionales de terceros países exentos de la obligación de visado se ven obligados a quedarse después de finalizar el período ampliado de 90 días dentro de cualquier período de 180 días, las autoridades nacionales competentes deberán expedirles un visado nacional para estancias de larga duración o un permiso de residencia temporal.

Se anima a los Estados miembros a que eximan de multas o sanciones administrativas a los nacionales de terceros países que no puedan abandonar su territorio debido a la restricción de los viajes. Los rebasamientos de estancia por causa de esta restricción no deberán tenerse en cuenta en la tramitación de futuras solicitudes de visado.


Ver el texto completo y las directrices


También te puede interesar:


Directrices relativas al ejercicio de la libre circulación de los trabajadores


Autorizaciones de residencia. trabajo o estancia en España




lunes, 23 de marzo de 2020

Criterios aplicables para denegar la entrada por razones de orden público y salud pública con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Criterios aplicables para denegar la entrada por razones de orden público y salud pública con motivo de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19. 


A efectos de lo establecido en los artículos 6, párrafo 1.º, letra e), y 14 del Reglamento (UE) 2016/399 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 9 de marzo de 2016, por el que se establece un Código de normas de la Unión para el cruce de personas por las fronteras (Código de fronteras Schengen), será sometida a denegación de entrada, por motivos de orden público o salud pública, toda persona nacional de un tercer país, salvo que pertenezca a una de las siguientes categorías: 



a) Residentes en la Unión Europea o Estados Asociados Schengen, que se dirijan directamente a su lugar de residencia. 


b) Titulares de un visado de larga duración expedido por un Estado miembro o Estado Asociado Schengen que se dirijan a este. 


c) Trabajadores transfronterizos. 


d) Profesionales sanitarios o del cuidado de mayores que se dirijan a ejercer su actividad laboral. 


e) Personal dedicado al transporte de mercancías, en el ejercicio de su actividad laboral y el personal de vuelo necesario para llevar a cabo las actividades de transporte aéreo comercial. f) Personal diplomático, consular, de organizaciones internacionales, militares y miembros de organizaciones humanitarias, en el ejercicio de sus funciones. 


g) Personas viajando por motivos familiares imperativos debidamente acreditados. h) Personas que acrediten documentalmente motivos de fuerza mayor o situación de necesidad, o cuya entrada se permita por motivos humanitarios. 


A efectos de lo dispuesto en los artículos 4.3 y 15 del Real Decreto 240/2007, de 16 de febrero, sobre entrada, libre circulación y residencia en España de ciudadanos de los Estados miembros de la Unión Europea y de otros Estados parte en el Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo, se considerará procedente denegar la entrada por  motivos de orden público o salud pública a los ciudadanos de la Unión y sus familiares que no pertenezcan a una de las siguientes categorías: 


a) Registrados como residentes en España o que se dirijan directamente a su lugar de residencia en otro Estado miembro o Estado Asociado Schengen. 


b) Las comprendidas en los párrafos c) a h) del apartado 1 de este artículo. 3. 


Con el fin de no tener que recurrir al procedimiento administrativo de denegación de entrada en los casos previstos en los dos apartados anteriores, se colaborará con los transportistas y las autoridades de los Estados vecinos al objeto de que no se permita el viaje.


Lo dispuesto en los apartados anteriores no será de aplicación en la frontera terrestre con Andorra ni en el puesto de control de personas con el territorio de Gibraltar, sin perjuicio de la posibilidad de realizar controles policiales en sus inmediaciones para verificar el cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 7 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.


Cierre de puestos habilitados. 


De acuerdo con el artículo 3 del Reglamento de la Ley Orgánica 4/2000, sobre derechos y libertades de los extranjeros en España y su integración social, tras su reforma por Ley Orgánica 2/2009, aprobado por el Real Decreto 557/2011, de 20 de abril, en el marco del estado de alarma y con objeto de limitar la expansión del contagio del COVID-19, se acuerda el cierre, con carácter temporal, de los puestos terrestres habilitados para la entrada y la salida de España a través de las ciudades de Ceuta y Melilla. Disposición final única.


 Efectos. 


Esta orden entrará en vigor a las 00:00 horas del 23 de marzo de 2020. 2. Tendrá una vigencia inicial de 30 días, sin perjuicio, en su caso, de las eventuales prórrogas que pudiesen acordarse 



También te puede interesar:





viernes, 20 de marzo de 2020

La Secretaría de Estado de Migraciones comunica a las oficinas de extranjería cómo proceder ante la suspensión de plazos administrativos


La Secretaría de Estado de Migraciones comunica a las oficinas de extranjería cómo proceder ante la suspensión de plazos administrativos





El Ministerio de Inclusión Social, Seguridad Social y Migraciones, a través de la Dirección General de Migraciones, ha hecho pública una comunicación relativa a la suspensión de plazos administrativos, que se recoge en la disposición adicional tercera del real decreto 463/2020 del 14 de marzo que declaró el estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19.



El objetivo de esta comunicación es lograr un equilibrio entre la concentración de los recursos públicos en los servicios esenciales necesarios en el actual contexto de emergencia sanitaria y la preservación de los derechos e intereses de los interesados en los procedimientos.



Para evitar perjuicio en los derechos e intereses de los interesados y afectados en los procedimientos en materia de extranjería, aplicable por la Secretaría de Estado, y teniendo en cuenta lo dispuesto en la legislación de extranjería con las previsiones en materia de plazos administrativos recogidos el real decreto 463/2020, de 14 de marzo, se señala lo siguiente:


1ª Se finalizarán las solicitudes presentadas antes de la entrada en vigor del real decreto 463/2020, de 14 de marzo, cuya propuesta de resolución sea favorable.




2ª Se emitirán los certificados de silencio positivo en las solicitudes presentadas al amparo de la Ley 14/2013, de 27 de septiembre, con anterioridad a la entrada en vigor del real decreto 463/2020.




3ª Se suspenderán los procedimientos de solicitudes (iniciales o renovaciones) presentadas antes de la entrada en vigor del real decreto 463/2020, de 14 de marzo, cuya propuesta de resolución sea denegatoria o de archivo.



4ª La administración aceptará aquellos documentos exigibles en el procedimiento y cuya vigencia haya expirado durante la actual situación de excepcionalidad.



5ª Se suspenderán los plazos de expiración de las estancias de nacionales de terceros estados cuyo retorno no es posible por la emergencia sanitaria internacional derivada del coronavirus.



6ª Se admitirán y tramitarán, sin sujeción a plazos administrativos, las autorizaciones (iniciales y renovaciones) presentadas con posterioridad al real decreto 463/2020, de 14 de marzo



Por último, se generaliza la posibilidad de presentar solicitudes por medios electrónicos, sin perjuicio del cumplimiento de determinados requisitos exigidos por el ordenamiento de extranjería.



Ver y descargar comunicado



También te puede interesar:


Tipos de autorizaciones de residencia y/o trabajo en España




INSTRUCCIÓN DGIAH 2020/03/20 POR LA QUE SE APRUEBANINSTRUCCIONES PARA LA GESTIÓN DEL SISTEMA DE ACOGIDA DEPROTECCIÓN INTERNACIONAL Y DE LAS SUBVENCIONES QUE LOFINANCIAN, ANTE LA SITUACIÓN DE EMERGENCIA DE SALUD PÚBLICAOCASIONADA POR EL COVID-19.



La presente Instrucción establece las disposiciones necesarias para facilitar la gestión del Sistema de Acogida y adecuarlo a la situación actual de estado de alarma, dando también respuesta a sugerencias y propuestas de las entidades colaboradoras del Sistema. Todas las medidas que se detallan a continuación son temporales y tienen aplicación únicamente durante la vigencia del estado de alarma. Una vez éste concluya, volverán a aplicarse las medidas previstas en los Manuales.

PRIMERO. 

En relación con las obligaciones fijadas por el Manual de Gestión del Sistema de Acogida de Protección Internacional y su Procedimiento se establece lo siguiente: 

1. Suspensión temporal de la obligación de disponer de documentación en vigor para seguir percibiendo las ayudas del Sistema, cuando el motivo sea la imposibilidad de renovar dicha documentación por aplicación de la Instrucción de la Dirección General de la Policía 1/2020 de medidas organizativas del 13/03/2020. 

2. Posibilidad de solicitar acceso al Sistema de Acogida cuando no haya sido posible realizar la manifestación de voluntad de solicitar asilo, por aplicación de la Instrucción de la Dirección General de la Policía 1/2020 de medidas organizativas del 13/03/2020. La Subdirección General de Programas de Protección Internacional (SGPPI) facilitará a las Entidades de 1ª Acogida, un modelo de declaración responsable que deberán firmar todas las personas que no hayan podido realizar la manifestación de voluntad de solicitar asilo, por aplicación de la Instrucción de la Dirección General de la Policía 1/2020. 

3. Suspensión de los pasos a 2ª fase, cuando no exista todavía solución habitacional encontrada. Deberá incorporarse un informe a SIRIA en donde se justifique, en cada caso, la propuesta de actuación y solicitar una prórroga de estancia de 1 mes, prorrogable por periodos mensuales, previa solicitud, si la situación se mantiene. Esta prórroga de 1 mes prorrogable, se solicitará también en los casos de finalización del plazo máximo del itinerario. Con carácter general se seguirán tramitando por la Subdirección General las bajas obligatorias del Sistema de Acogida, pero se suspenderán los plazos de tramitación (esto implica que no se deberán comunicar a los interesados y por lo tanto no tendrán efectos, hasta que finalice la situación que ha dado lugar a esta Instrucción). Solo continuarán los plazos de tramitación de las bajas cuando estas impliquen un peligro para la integridad física o para la salud de un residente o trabajador del Sistema de Acogida. En caso de peligro para la integridad física, o la salud de un residente o trabajador del Sistema de Acogida, se procederá de forma habitual con tramitación de una propuesta de baja con medida cautelar de expulsión del recurso de acogida. Sin perjuicio de esta expulsión la Entidad deberá ponerse en contacto con la Entidad de Primera Acogida en el territorio, para solicitar en los casos necesarios, un alojamiento provisional a la persona expulsada, hasta que finalice la declaración del Estado de Alarma. 

4. Suspensión del cómputo del plazo de 15 días para el abandono del sistema de acogida tras la notificación de resolución denegatoria de protección internacional o el agotamiento del máximo de prestaciones, con independencia de la fase en la que se encuentre el interesado. En estos casos, si el periodo de estancia se agota, se deberá proceder según lo previsto en el apartado 3 de este número. Si no se ha agotado el periodo de estancia se deberá justificar la situación mediante informe. 


5. Se autorizará seguir entregando la ayuda de necesidades básicas a las personas que estaban realizando formación pre-laboral u ocupacional, solamente a los casos que venían percibiendo esa ayuda antes de la declaración del estado de alarma, aunque la formación no se esté realizando debido al estado de alarma. Suspensión del cómputo del plazo de 3 meses en aquellos casos de personas que estuvieran percibiendo la ayuda de necesidades básicas para Búsqueda Activa de Empleo. 

6. Aplicación del principio del “interés superior del menor” en la adopción de cualquier decisión en el marco de la gestión del Sistema de Acogida, cuando el cumplimiento de los requisitos establecidos por el Manual de Gestión no sea posible por la suspensión de los plazos para la tramitación de los procedimientos administrativos. 

7. Se mantiene la suspensión de todos los traslados y derivaciones de beneficiarios del sistema a plazas de acogida temporal en cualquier provincia, incluidos los traslados dentro de Madrid, comunicada por la Subdirectora General de Protección Internacional del lunes 16/03. Sin perjuicio de que ésta debe ser la regla general, siempre se pueden dar circunstancias excepcionales o de extrema vulnerabilidad (por ejemplo casos de trata o de violencia de género, personas con discapacidades, enfermedades graves o trastornos psíquicos) que aconsejen, previa consulta con la SGPPI, excepcionar esta medida. Con objeto de canalizar de forma ordenada los casos de vulnerabilidad extrema o excepcionalidad que se detecten, será siempre la Entidad de 1ª Acogida en la provincia de que se trate la que deberá proponer a la SGPPI la medida que considere más adecuada para el caso y circunstancias concretas (la propuesta se realizará enviando un correo a la dirección asignacionplazapi@mitramiss.es). Se exceptúan los casos de claros indicios de VTSH, que detecten las Entidades especializadas del Sistema de PI, pudiendo proponer a la SGPPI la asignación de la persona a una plaza especializada que tenga disponible. 

8. Por parte de la DGIAH, en tanto en cuanto se valora la consideración del servicio de acogida y atención a solicitantes de asilo y refugiado, un servicio esencial, y se otorgan las correspondientes habilitaciones por parte de la respectiva Delegación del Gobierno, se habilita al máximo responsable de cada Entidad subvencionada en el marco del Programa de Protección Internacional a que autorice al personal que considere en los desplazamientos o acompañamientos para atender necesidades básicas de las personas acogidas en los diferentes dispositivos. Todo ello entendiendo que esta actividad se halla dentro de los supuestos de permisión contemplados en el artículo 7 del RD 463/2020 (apartado G “Asistencia y cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables”). 

9. Se mantiene la suspensión de todas las actividades grupales, comunicada por la Subdirectora General de Protección Internacional del lunes 16/03. 

10. Las Entidades deberán comunicar a la SGPPI por correo electrónico dirigido a la dirección de la Subdirección (sgppi@mitramiss.es), una propuesta de atención a usuarios de acogida basada en servicios mínimos, priorizando que los usuarios tengan una cobertura de sus necesidades básicas (entrega de ayudas económicas, entrega de material de limpieza), acceso a todo lo necesario para poder tomar prevención en sus domicilios, información y asesoría telefónica, y otros servicios que se puedan prestar a distancia. Esta propuesta será tenida en cuenta por la SGPPI para valorar las modificaciones de los programas subvencionados. 

11. Las Entidades deberán asegurarse de que todos los beneficiarios del Sistema a los que atienden, reciben y comprenden las medidas adoptadas en el marco de la declaración del Estado de Alarma, de manera efectiva, en un idioma que comprendan. 

12. En caso de que algún dispositivo de Acogida se encuentre en una situación de especial presión (inconvenientes para aislar a los residentes que lo requieran, problemas con los residentes parra el cumplimiento de las medidas de restricción del movimiento, etc.) el coordinador o referente contactará con la Subdirectora de Programas de Protección Internacional o la Subdirectora Adjunta, preferiblemente por correo electrónico, para valorar las actuaciones a realizar. 


13. En casos excepcionales y adecuadamente justificados, la entidad podrá realizar directamente los gastos relativos a las necesidades cubiertas por las ayudas económicas a destinatarios, que están recogidas en el manual, especialmente las relativas a manutención, necesidades básicas y alquiler.



SEGUNDO. 

En relación con obligaciones fijadas en el Manual de instrucciones para la Justificación: 

1. Ampliación hasta 1.650 euros del importe autorizado mediante pago en efectivo, esta ampliación solo se utilizará en casos estrictamente necesarios. 

2. Suspensión temporal de la necesidad de aportar “recibí” para cada una de las ayudas directas concedidas. Si el pago de las ayudas se realiza a través de una entidad financiera y su trazabilidad queda demostrada, será suficiente el extracto bancario como pista de auditoría que acredite el pago de las mismas, eximiendo a las entidades beneficiarias de las subvenciones de la aportación de recibí firmado por parte de las personas que las reciben. Si el pago de las ayudas no se realiza a través de entidades financieras, la presentación del “recibí” podrá realizarse a posteriori, agrupando las ayudas directas entregadas a un mismo beneficiario. 

3. En el caso de que la entidad tenga que realizar directamente un gasto relativo a las necesidades cubiertas por las ayudas económicas a beneficiarios, las facturas justificativas pueden estar a nombre de la entidad. En el caso de los alquileres, será válido como documento justificativo de que el usuario ha abonado los alquileres a los propietarios, el recibo de transferencia bancaria del usuario al propietario. 

4. Suspensión temporal de cualquier plazo relacionado con la tramitación de subvenciones de protección internacional. Esta medida no impide que puedan seguir gestionándose los distintos trámites, siempre que las entidades lo consideren posible. 

TERCERO. Estas medidas mantendrán su vigencia en tanto en cuanto se mantenga el estado de alarma, dejando de estar en vigor automáticamente en cuanto cese dicho estado sin necesidad de Instrucción expresa. 


También te puede interesar:




Requisitos y procedimiento para solicitar Asilo y Refugio en España








miércoles, 18 de marzo de 2020

El teléfono 060 informa de todos los servicios por vía electrónica de la Administración General del Estado





El teléfono 060 informa de todos los servicios por vía electrónica de la Administración General del Estado


Los ciudadanos y ciudadanas disponen de este servicio, del que reciben información sobre todos los trámites electrónicos con la AGE, que pueden realizar sin desplazarse, desde casa o desde el trabajo

 

El Ministerio de Política territorial y Función Pública ha impulsado la integración y unificación de los distintos números de atención telefónica de la Administración General del Estado en un solo número (060), con el fin de racionalizar recursos y servicios, de forma que el ciudadano no tenga que conocer los números de atención de cada servicio administrativo dispersos en los distintos ministerios y organismos públicos.


A día de hoy, se han integrado en la plataforma del Teléfono 060 cerca de 230 líneas telefónicas de distintos órganos administrativos y más de 20 servicios de atención al ciudadano, por ejemplo, la atención a víctimas del terrorismo, el pago de multas de tráfico, cita previa en jefaturas de tráfico, denuncias a la policía, tramites de extranjería, cita previa de DNIe y pasaporte, atención meteorológica o información sobre empleo público y procesos selectivos.
 

Los últimos servicios que se han incorporado son el servicio de emergencia y crisis consular del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, el servicio de atención a peticiones de información sobre trámites y servicios prestados por el Ministerio de Ciencia, Innovación o de Universidades y la atención telefónica a los ciudadanos en relación con los efectos del Brexit.

 

 También te puede interesar:

 

Trámites en la Administración Pública









Directrices sobre medidas de gestión de fronteras para proteger la salud y garantizar la disponibilidad de los bienes y de los servicios esenciales


(2020/C 86 I/01)

La crisis del coronavirus ha puesto de relieve el desafío de proteger la salud de la población a la vez que se evitan perturbaciones de la libre circulación de personas y la entrega de los bienes y los servicios esenciales en toda Europa. La aplicación de las políticas de la Unión en materia de control de personas y mercancías debe regirse por el principio de solidaridad entre los Estados miembros.

Para evitar situaciones de escasez e impedir que se agraven las dificultades sociales y económicas que ya padecen todos los países europeos, es fundamental mantener el funcionamiento del mercado único. Por consiguiente, los Estados miembros no deben adoptar medidas que comprometan la integridad del mercado único de bienes, en particular de las cadenas de suministro, ni incurrir en prácticas desleales de ningún tipo.

Los Estados miembros deben en todo momento permitir la entrada de sus propios ciudadanos y residentes y facilitar el tránsito de otros ciudadanos y residentes de la UE que regresen a su país de origen.

En materia de medidas relacionadas con la gestión de fronteras, la coordinación en el ámbito de la UE es clave.
Por lo tanto, las presentes directrices establecen los principios de un planteamiento integrado para una gestión eficaz de las fronteras a fin de proteger la salud a la vez que se preserva la integridad del mercado único.

I.   Transporte de bienes y servicios
 
1.
El sector del transporte y la movilidad es esencial para garantizar la continuidad económica. Una actuación colectiva y coordinada es indispensable. Los servicios de transporte de emergencia deben tener prioridad dentro del sistema de transportes (por ejemplo, a través de «carriles verdes»).
2.
Las medidas de control no deben socavar la continuidad de la actividad económica y deben preservar el funcionamiento de las cadenas de suministro. Un transporte de mercancías libre de obstáculos es crucial para mantener la disponibilidad de los bienes y, en particular, de bienes esenciales tales como el suministro de alimentos, incluido el ganado, y de equipos y suministros médicos y de protección vitales. De manera más general, las medidas no deben dar lugar a perturbaciones graves de las cadenas de suministro y los servicios esenciales de interés general ni de las economías nacionales y la economía de la UE en su conjunto.
3.
Deben facilitarse los desplazamientos profesionales destinados a garantizar el transporte de bienes y servicios. En este sentido, la facilitación de la circulación segura de los trabajadores del transporte, incluidos los conductores de camiones y trenes, los pilotos y el personal de vuelo a través de las fronteras interiores y exteriores es un factor clave para garantizar la adecuada circulación de bienes y del personal esencial.
4.
En caso de que los Estados miembros impongan restricciones al transporte de mercancías y pasajeros por motivos de salud pública, solo deben hacerlo si dichas restricciones son:
a.
transparentes, es decir, plasmadas en declaraciones y documentos públicos;
b.
debidamente motivadas, es decir, deben exponerse sus motivos y la relación que guardan con la COVID-19; las justificaciones deben basarse en datos científicos y apoyarse en las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS); y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC);
c.
proporcionadas, esto es, no ir más allá de lo estrictamente necesario;
d.
pertinentes y específicas para cada modo, es decir, las restricciones aplicadas a cualquiera de los distintos modos de transporte deben adaptarse al modo en cuestión, y
e.
no discriminatorias.
5.
Cualquier restricción prevista relacionada con los transportes debe notificarse oportunamente a la Comisión y a todos los demás Estados miembros y, en cualquier caso, antes de aplicarse, sin perjuicio de las normas específicas aplicables a las medidas de emergencia en el sector de la aviación.
II.   Suministro de bienes
6.
Los Estados miembros deben preservar la libre circulación de todas las mercancías. En particular, deben asegurar la cadena de suministro de productos esenciales tales como los medicamentos, los equipos médicos, los productos alimenticios de primera necesidad y perecederos y el ganado. Salvo que esté debidamente justificado, no deben imponerse restricciones a la circulación de mercancías en el mercado único, en especial (pero no exclusivamente) de las mercancías esenciales, relacionadas con la salud y perecederas, en particular los productos alimenticios. Los Estados miembros deben designar carriles prioritarios para el transporte de mercancías (por ejemplo, a través de «carriles verdes») y estudiar la posibilidad de eliminar la prohibición de circular en fin de semana.
7.
No deben imponerse certificaciones adicionales a las mercancías que circulan legalmente en el mercado único de la UE. Cabe señalar que, según la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, no hay pruebas de que los alimentos sean fuente o vía de transmisión de la COVID-19 (1).
8.
Los trabajadores del sector del transporte, y en particular, pero no exclusivamente, aquellos que distribuyen bienes esenciales, deben poder circular a través de las fronteras cuando lo necesiten, y en ningún caso debe ponerse en peligro su seguridad.
9.
Para satisfacer las necesidades sociales y evitar compras dictadas por el pánico y el riesgo de saturación de los comercios, los Estados miembros deben garantizar un abastecimiento constante, lo que requerirá un compromiso proactivo por parte de toda la cadena de suministro.
10.
En caso necesario, deben reforzarse nodos de transporte específicos (por ejemplo, puertos, aeropuertos y centros logísticos).
III.   Medidas relacionadas con la salud
11.
Es necesario adoptar medidas adecuadas para aquellas personas que presentan un riesgo para la salud pública por padecer la COVID-19. Deben tener acceso a una atención sanitaria adecuada, teniendo en cuenta la priorización de los diferentes perfiles de casos en los sistemas sanitarios nacionales.
12.
Sobre la base de las mejores prácticas de las autoridades sanitarias de los Estados miembros, se recomienda la adopción de las siguientes medidas en las fronteras exteriores, según proceda:
a.
Establecer medidas de cribado a la entrada (primarias (2) y secundarias (3)) destinadas a evaluar la presencia de síntomas o la exposición a COVID-19 de viajeros procedentes de zonas o países afectados; la cumplimentación de un formulario que permita identificar a los pasajeros desde el punto de vista de la salud pública que, en conexión directa o indirecta, lleguen procedentes de zonas o países afectados a bordo de aeronaves, transbordadores, trenes o autobuses; la cumplimentación de la Declaración Marítima de Sanidad para todos los buques de llegada, con indicación de todos los puertos visitados;
b.
Facilitar material informativo (prospectos, pancartas, carteles, diapositivas electrónicas, etc.) para su distribución a los viajeros que lleguen de las zonas afectadas o salgan de ellas;
c.
Establecer medidas de cribado a la salida, destinadas a evaluar la presencia de síntomas o la exposición a COVID-19 de los viajeros que salgan de países afectados. No se debe autorizar el desplazamiento de aquellos viajeros que se considere que han estado expuestos a la COVID-19 o la han sufrido;
d.
Aislar los casos sospechosos y transferir los casos confirmados a un centro sanitario. Las autoridades de ambos lados de la frontera deben ponerse de acuerdo sobre el tratamiento adecuado de los casos de personas que se considere que presentan un riesgo para la salud pública, tales como nuevas pruebas de laboratorio, aislamiento o cuarentena y atención sanitaria, ya sea en el país de llegada o, mediante acuerdo, en el país de partida.
13.
Para que estos controles sean eficaces, constituyen buenas prácticas las medidas siguientes:
a.
establecer procedimientos operativos normalizados y garantizar que haya una dotación suficiente de personal con la formación adecuada;
b.
proporcionar equipos de protección para el personal sanitario y no sanitario; y
c.
facilitar en los puntos de entrada al personal sanitario y demás personal pertinente información actualizada, con relación a los siguientes ámbitos: seguridad, policía, aduanas, control por el Estado rector del puerto, prácticos y servicios de limpieza.
La mayoría de estas medidas deben ser adoptadas por las autoridades sanitarias o bajo su control. Las autoridades fronterizas desempeñan un papel de apoyo esencial, por ejemplo facilitando información a los pasajeros y remitiendo inmediatamente los casos preocupantes a los servicios sanitarios pertinentes.
IV.   Fronteras exteriores
14.
Todas las personas, sean o no nacionales de la UE, que atraviesan las fronteras exteriores para entrar en el espacio Schengen son objeto de controles sistemáticos en los pasos fronterizos. Los controles en las fronteras pueden incluir los controles sanitarios que figuran en la sección III.
15.
Los Estados miembros tienen la posibilidad de denegar la entrada a los nacionales de terceros países no residentes cuando presenten síntomas o hayan estado especialmente expuestos al riesgo de infección y se consideren una amenaza para la salud pública.
16.
Podrán aplicarse medidas alternativas a la denegación de entrada, como el aislamiento o la cuarentena, cuando se consideren más eficaces.
17.
Toda decisión relativa a la denegación de entrada debe ser proporcionada y no discriminatoria. Una medida se considera proporcionada si ha sido adoptada tras consultar a las autoridades sanitarias y estas la han considerado adecuada y necesaria para alcanzar el objetivo de salud pública.
V.   Fronteras interiores
18.
Los Estados miembros pueden restablecer temporalmente controles fronterizos en las fronteras interiores por razones de orden público o seguridad interior. En una situación extremadamente crítica, un Estado miembro puede constatar la necesidad de restablecer controles fronterizos en respuesta al riesgo generado por una enfermedad contagiosa. Los Estados miembros deben notificar el restablecimiento de los controles fronterizos de conformidad con el Código de fronteras Schengen.
19.
Dichos controles deben aplicarse de manera proporcionada y teniendo debidamente en cuenta la salud de las personas afectadas. No se debe denegar la entrada a las personas que estén claramente enfermas, sino que deben adoptarse las medidas oportunas indicadas en el punto 11.
20.
La realización de controles sanitarios de todas las personas que entran en el territorio de los Estados miembros no exige la introducción formal de controles en las fronteras interiores.
21.
Para los ciudadanos de la UE, deben garantizarse las salvaguardias establecidas en la Directiva sobre la libertad de circulación. En particular, debe garantizarse la no discriminación entre los nacionales de los Estados miembros y los ciudadanos de la UE residentes. Un Estado miembro no debe denegar la entrada a los ciudadanos de la UE o a los nacionales de terceros países que residan en su territorio y debe facilitar el tránsito de otros ciudadanos de la UE y residentes que vuelvan a su país de origen. No obstante, los Estados miembros pueden adoptar medidas adecuadas, como exigir a las personas que entren en su territorio que se sometan a medidas de aislamiento o medidas similares al regresar de una zona afectada por la COVID-19, siempre que impongan los mismos requisitos a sus propios nacionales.
22.
Si se introducen controles fronterizos en las fronteras interiores, deben organizarse de tal forma que se evite la aparición de grandes concentraciones (por ejemplo, colas), lo que podría aumentar la propagación del virus.
23.
Los Estados miembros deben permitir y facilitar el cruce de fronteras por parte de los trabajadores fronterizos, especialmente, aunque no exclusivamente, de quienes trabajan en el sector de la salud y la alimentación, y otros servicios esenciales (por ejemplo, el cuidado de niños, la atención a las personas mayores, el personal crítico de los servicios públicos) para garantizar la continuidad de la actividad profesional.
24.
Los Estados miembros deben coordinarse para llevar a cabo el cribado sanitario a un lado de la frontera para evitar solapamientos y tiempos de espera.
25.
Los Estados miembros, y en particular los Estados miembros vecinos, deben cooperar estrechamente y coordinarse a nivel de la UE para garantizar la eficacia y la proporcionalidad de las medidas adoptadas.



También te puede interesar:



Suspensíón de plazos de los expedientes de Extranjería y de citas en las Oficinas de Extranjería durante el Estado de Alarma decretado por el Gobierno de España 

 

 



Entrada destacada

Orden SND/319/2020, de 1 de abril, por la que se modifica la Orden SND/ 232/2020, de 15 de marzo, por la que se adoptan medidas en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.

Orden SND/319/2020, de 1 de abril, por la que se modifica la Orden SND/232/2020, de 15 de marzo, por la que se adoptan medidas en materia d...

Entradas populares

Follow by Email